Archivo de la categoría: Blog

ELS REGALS, ÉS MILLOR COMPRAR-LOS EN COMERÇOS LOCALS

Llíria decembre 2021

Les ciutats s’encenen i ens preparem per a un Nadal una mica peculiar. Però, si alguna cosa no ha canviat respecte d’anys passats, és el desig d’obsequiar els nostres éssers estimats amb una cosa especial. Amb vista a les dates clau d’aquesta festivitat, ens preparem per al gran desemborsament, I ARRIBA el moment de decidir què i especialment on comprar els nostres regals.

El comerç local s’ha ressentit notablement després de llargs mesos de crisi pandèmica, però aquesta època els brinda una gran oportunitat de remuntar la seua situació malparada. Consumir en els negocis de proximitat hauria d’ocupar el primer lloc de la llista de bons propòsits, així que no esperem a Cap d’any per dirigir la nostra atenció a les botigues menudes del barri. És més, possiblement ens sorprenem quan descobrim com d’original que pot ser la seua oferta, pren-te el teu temps per a passejar, mirar aparadors i planificar els regals!

Cal esmentar que podem donar-los suport més enllà dels presents de Nadal, perquè s’acosten celebracions i menjars familiars els ingredients dels quals podrem adquirir en els mercats de la nostra ciutat. Compra productes d’estació dels agricultors i ramaders, és l’opció més sostenible!

No deixes d’ajudar-los a promocionar els seus establiments utilitzant les xarxes socials i plataformes d’opinió per fer-ho.

¿Cuáles son los principales problemas del comercio local?

Factores externos: meteorología

El primer grupo de problemas del comercio local es el de los factores externos, aquellos problemas que quedan fuera del control del propio negocio.

Un ejemplo claro de este tipo de problemas es la meteorología. Es un factor que afecta muy directamente a negocios tan distintos como el de la moda, el calzado o la hostelería. Especialmente en el sector de la moda y el calzado, hace años que impacta seriamente en sus campañas, sobre todo en la de otoño invierno.

Esto es así porque comienza a hacer frío de verdad cada vez más tarde, por lo que estas tiendas venden pocos productos de temporada antes de las rebajas. Así que cuando llega el frío, muchos clientes ven tan cerca las rebajas que esperan para comprar sus prendas con descuento.

El resultado es que el margen de beneficio queda dañado por la falta de un mínimo de ventas antes de las rebajas. También queda tocada la tesorería porque, a menudo, hay que pagar la mercancía que no se venderá hasta pasados unos meses. A esto hay que sumar que muchas marcas no pueden dar salida a todos los productos en la campaña de rebajas, por lo que terminan yendo a saldos.

La solución a este problema no es sencilla, incluso si nos centramos en el sector de la moda. De hecho, las grandes franquicias de la moda intentan hacer frente a este problema con procesos de fabricación rápido y pasando de las dos temporadas clásicas al fast fashion.

Esta modalidad, que implica recibir novedades en las tiendas cada quince días, no está al alcance del comercio local. Además, es muy poco sostenible, un aspecto muy sensible en la segunda industria más contaminante del medio ambiente.

Factores externos: infraestructuras y otros

Otro de los factores externos más comunes, especialmente en zonas rurales, es el de la falta de infraestructuras o que estas sean deficientes. Por ejemplo, la falta de conexiones a internet de calidad, de buenas comunicaciones o de transporte público.

Este tipo de problemas supone una gran desigualdad para los negocios que lo sufren. Por ejemplo, se necesitan conexiones de cierta calidad para tener un ecommerce. Como contaba en el episodio 24 en el que hablaba de las diferentes realidades del comercio, hay lugares en los que las compañías de transporte no hacen entregas diarias. Incluso hay poblaciones en las que no se hacen entregas y los comerciantes deben ir a buscar los paquetes a puntos de recogida.

Hay muchas otras infraestructuras que afectan al comercio cuando faltan o no funcionan correctamente, pero no me quiero extender.

Lo que sí podemos imaginar es que la solución a este problema no es sencilla porque suelen implicar grandes inversiones de las administraciones o de empresas privadas.

Además de estos problemas, en las conversaciones con los comerciantes también han aparecido otros problemas originados por factores externos. Algunos de ellos son el descenso del tráfico peatonal en las calles y el desabastecimiento de ciertos productos y materiales necesarios para el negocio.

En los dos casos hablamos de problemas puntuales originados por la pandemia y parece razonable pensar que vayan desapareciendo con ella. Sin embargo, no resulta fácil anticipar si estos problemas desaparecerán del todo y si seguirán afectando al comercio local.

Estructura mínima

Una vez repasados los problemas del comercio local que podemos considerar externos, pasamos a los problemas propios y específicos de la mayoría de los sectores. Y, quizás, uno de los que más condiciona a los comerciantes es el del pequeño tamaño de sus estructuras.

Una parte muy importante del comercio local está compuesto por negocios con muy poco personal. Para hacernos una idea, el 95% del total de empresas de comercio tienen menos de diez empleadosy más del 50% de este total tienen menos de dos empleados, es decir, son un autoempleo.

Este problema implica que muchos comercios locales se vean con dificultades para llegar a completar sus tareas diarias. Por esto es muy difícil que estos negocios puedan afrontar procesos de cambio, ya que apenas dedican tiempo a la gestión básica de su negocio.

El tamaño de la estructura condiciona muchos otros aspectos del negocio que, básicamente, impiden una gestión más completa y profesional del negocio.

Uno de estos aspectos es la falta de información de calidad para tomar decisiones de negocio, lo que lleva a actuar con estrategias cortoplacistas y poco efectivas. Otro podría ser la dificultad para sacar partido de los recursos digitales, lo que aleja a estos comercios de muchos consumidores.

Como comentaba en el episodio 17 en el que hablaba de los riesgos del gestor supertendero, uno de los problemas del comerciante local es que no delega tareas. Y si tienes una estructura pequeña, muchas tareas que hacer y no se delega ninguna, es casi seguro que muchas de estas tareas se quedarán sin hacer o se harán mal.

La solución a este problema tampoco es sencilla. Muchos de estos negocios se crearon como un autoempleo y no tienen posibilidades de crecer. Esto dificulta la contratación de empleados o de servicios de ayuda.

Sensación de complicación creciente

Otro de los problemas del comercio local es la sensación de que muchos aspectos de su negocio se hacen cada vez más complicados. Este problema podría considerarse una continuación del anterior y se da especialmente en los negocios con trayectorias más largas.

En este caso, los comerciantes observan que el nivel de dedicación a las tareas de su negocio y la complejidad de estas tareas no dejan de aumentar. Esto les causa una sensación de incertidumbre, como si nunca pudieran estar al día de lo que se necesita en su negocio. Si, además, esta sensación se acompaña de una reducción en la facturación o en los márgenes comerciales, la intranquilidad se multiplica.

Estas sensaciones se han disparado en todo lo relacionado con el ámbito digital. Muchos comerciantes tienen dificultades para sacarle partido a este entorno y se sienten inseguros en él. Esta inseguridad se refuerza casi a diario, ya que el entorno online produce noticias continuamente, y son difíciles de poner en perspectiva para los que no son conocedores de este entorno.

La solución a este problema del comercio local es difícil de proponer en un sector en el que prima el autoempleo. Sin embargo, muchas instituciones lo están intentando a través de la propuesta de programas de ayuda al comercio local, como veremos en el punto siguiente.

Ayudas descoordinadas

Aunque hay diferencias importantes entre comunidades, muchos comerciantes pueden acceder a gran cantidad de recursos para mejorar sus negocios. Tanto instituciones públicas como empresas privadas e iniciativas mixtas ofrecen formación, consultoría y otros recursos a los comerciantes.

El problema para el comercio local es que no todos estos recursos están bien adaptados a sus características específicas y, sobre todo, la falta de coordinación entre ellos. Esto hace que, a menudo, al comerciante le cueste convertir estos recursos en acciones que generen mejoras en su negocio.

En otras ocasiones, sí que se llegan a tomar decisiones, pero al estar descoordinados los recursos, las acciones no se enfocan correctamente y no producen el efecto deseado. Un ejemplo clásico es el del comerciante que entra en redes sociales sin una definición de su mercado objetivo. Como no sabe qué comunicar ni a quién, sus publicaciones son una sucesión de presentaciones de productos y promociones que no conectan con nadie.

El resultado de la poca efectividad de estas ayudas, combinado con alguna mala experiencia en el servicio ofrecido por ciertas empresas privadas, hace que el comerciante no sepa quién le puede ayudar ni de quién se puede fiar. Esta es, precisamente, una de las razones del descenso en la participación de comercios en este tipo de iniciativas.

La solución vuelve a ser compleja porque, para empezar, tendría que partir por una mayor coordinación entre las iniciativas dirigidas al comercio local. Por otro lado, además, tendría que desbloquearse el desinterés de muchos comerciantes por participar en este tipo de iniciativas.

por Celestino Martínez Pérez | Nov 17, 2021 | Retail marketing

La llamada a la acción y cómo despertar interés a nuestros clientes

En el ámbito digital, la llamada a la acción se conoce como el intento de despertar interés a los clientes. Se puede manifestar de distintas maneras, pero el método más común es un recuadro con una frase que anime al cliente a actuar: a pedir información, a registrarse en nuestra web o boletín, a contactar con nosotros, entre otros.

¿Dónde debemos incluirla?

Incluirla en nuestra página web o en un blog asociado es una buena táctica ya que no solo estaremos ofreciendo a nuestros clientes conocimientos interesantes para sus intereses sino que estaremos animándolo inconscientemente a reservar con nosotros. Si el texto es persuasivo, pero no incluimos llamadas de acción, es más difícil captar la venta. Un simple enlace que los anime a descargar una guía completa elaborada por nosotros, o que se suscriban a un boletín para conocer futuras ofertas, forman parte como estrategia de ‘inbound marketing».

¿Cómo marcar la diferencia?

A continuación detallamos los principales puntos a tener en cuenta para un resultado atractivo y llamativo para nuestros clientes.

  • El redactado

Debemos persuadir a nuestros usuarios con instrucciones claras pero sin tomarlas de forma estricta ya que podríamos conseguir el efecto contrario. Tiene que ser un texto que resulte convincente y persuasivo. Las instrucciones deben ser claras y concisas: »regístrese», »reserve ahora»…

  • La posición

Es muy importante saber escoger el lugar idóneo para situar la llamada de atención en nuestra web. Hay que ubicarla en las zonas de la web donde los usuarios dirigen su mirada principalmente. La mitad superior de la página es de los espacios más llamativos, aunque también es recomendable situarlos en la parte inferior.

  • El diseño

Debemos utilizar un diseño atractivo y llamativo a parte de mantener una coherencia visual con el resto de la página para hacer la marca fácilmente reconocible.

En el diseño web, las llamadas en acción se pueden reflejar en forma de banner o hiperenlace, para que el usuario al hacer clic vaya directo al contenido. Si nuestra web incluye varias llamadas a la acción, incluso podemos jerarquizarlas de forma que haya uno que sea el principal y destaque sobre los demás.

Fuente: Agenttravel

Hábitos de consumo post pandemia

De qué manera han variado las preferencias de los consumidores o los hábitos de consumo desde la aparición de la Covid-19? ¿Se han producido mejoras innovadoras para dar respuesta al consumidor?

Cabe preguntarse muchas cuestiones acerca de estos hábitos de consumo post pandemia, y además de esto saber qué cambios sociales se llevan produciendo desde el inicio de la crisis provocada por el coronavirus:

-El trabajo desde casa se ha instalado en nuestras vidas y ha llegado para quedarse, en algunos casos llegándose a convertir en un híbrido entre el trabajo presencial y el teletrabajo. El modelo de trabajo híbrido afecta no solamente al trabajo, si no también a la vida cotidiana. Un claro ejemplo es que al estar más cerca de nuestro domicilio, modificamos los tipos y lugares donde efectuamos las compras, con eso también los horarios y la movilidad.

Gracias a esto el hiperconsumo y la globalización está tendiendo a minimizarse dado que la gente busca comprar menos productos, pero de mayor calidad incitando la compra de proximidad.

-Se ha producido un incremento del interés por la salud y el bienestar por parte de la población. Se está mas tiempo al aire libre, la gente cuida más su salud mental, casi tanto como la física, se consumen productos más sanos y se pretende por todos los medios equilibrar la vida personal y el trabajo.

-Alta preocupación por el medioambiente y el inevitable cambio climático. La sostenibilidad preocupa y mucho. La gente busca consumir energía procedente de fuentes renovables, utilizar medios de transporte que no contaminen tanto, se fomenta más el reciclaje y la reutilización de las cosas.

Concienciación y responsabilidad social gracias a las acciones que se producen para favorecer la lucha contra la desigualdad. Con cifras reales, el 29% de los consumidores se está involucrando de manera muy activa en temas sociales y políticos, según un informe de Euromonitor. Y además, según un estudio realizado por Accenture, también están motivados para comprar productos y servicios en compañías que tengan un valor y creencia en la concienciación y responsabilidad social.

Hay que reseñar que también se están cambiando los hábitos para usar ciertos bienes, así como gracias a la innovación en los modelos de negocio se están produciendo tendencias que resultan verdaderamente potentes como son:

-Creación de ecosistemas para nómadas digitales

-Creación de Apps relacionadas con la salud mental y el bienestar.

-Diseñar soluciones que vinculan experiencia on-line y física que permiten al usuario obtener un híbrido entre ambas.

-Creación de plataformas participativas que consigan solucionar problemas sociales y medioambientales donde las empresas se comprometen con las comunidades locales y ganando la confianza de los ciudadanos.

-Implantación de plataformas de movilidad que proponen el renting mensual para alquilar vehiculos.

-Señalar innovaciones que permitan almacenar de manera eficiente y segura la energía generada, con ejemplos como el hidrógeno y las baterías.

En resumen las empresas deben escuchar y valorar las necesidades de sus clientes, saber qué necesidades tiene y como pueden satisfacerlas utilizando la innovación, y su experiencia, para generar confianza.

Fuente: Fundación Bankinter

¿Cómo un regalo promocional puede fidelizar a nuestros clientes?

Existen múltiples estrategias de marketing para reforzar la fidelización de los clientes en una empresa. Ofrecer regalos promocionales es una de las tácticas con más éxito ya que ayudan a que nuestros clientes no pierdan el interés por nuestra empresa y sean más activos a la hora de comprar nuestros productos.

A continuación detallamos las principales razones por las cuales es interesante llevar a cabo esta práctica con el fin de fidelizar a nuestros clientes y llegar a clientes nuevos.

  • Facilitar que el cliente nos tenga presentes

Cuando hacemos un regalo promocional a nuestros clientes, conseguimos que se acuerden de nosotros cada vez que lo ve. Es por ello que es importante encontrar un regalo que sea útil y no vaya a quedarse guardado en un cajón. Podemos regalar dispositivos USB, posavasos, llaveros con moneda para el carro del supermercado, etc. Así cada vez que el cliente use nuestro regalo estaremos presentes y de manera inconsciente lo fidelizaremos haciendo que se decante por nosotros cuando sea necesario en vez de buscar otras opciones.

  • Sentimiento de exclusividad

Otro de los motivos por los cuales fidelizamos a los clientes al hacerle regalos promocionales es porque conseguimos que se sientan únicos y recompensados por la empresa. Esto le generará un sentimiento positivo que será de vital importancia para fidelizarlo.

  • Vincular nuestra imagen con un sentimiento positivo

Hacer un regalo promocional sirve tanto para fidelizar a un cliente como para reforzar el branding de la empresa. A parte de conseguir que el cliente nos escoja a nosotros, también mejoramos el sentimiento positivo que tienen hacia nosotros. Los clientes se identificaran con nuestra empresa y nuestros valores.

  • Generar compromiso

Al despertar en el cliente todas las sensaciones mencionadas anteriormente, generamos un compromiso entre el cliente y nuestra empresa. Si al hacerle un regalo al cliente, estos se sienten afortunados y les genera un sentimiento positivo hacia nosotros, es más difícil que nos sustituyan por otra empresa, aunque haya una ligera variación en el precio, ya que tienen un grado de compromiso con nosotros.

  • Aumentar la visibilidad

Uno de los principales objetivos de hacer regalos promocionales es la visibilidad que le damos a nuestra empresa pudiendo llegar a alcanzar a otros clientes potenciales y ser visibles para muchas otras personas. Es decir, paralelamente a la fidelización de nuestros clientes, conseguimos una mayor visibilidad de nuestra empresa y posible captación de nuevos clientes

  • Crear curiosidad sobre nuestra empresa

Como bien comentábamos en el punto anterior, cuando un cliente nuevo obtiene un regalo de nuestra empresa, conseguimos despertarle curiosidad y que investiguen sobre nosotros, convirtiéndolos así probablemente en clientes.

  • Incitar a la venta

Existen regalos promocionales que incitan a la venta, por ejemplo una suscripción gratuita a una plataforma de streaming durante un periodo limitado. Al dejar que el usuario disfrute de ese servicio, le incitamos a que lo compre después.

Fuente: Marketingblanco